Visita a la laguna de Chiprana

La semana pasada realizamos con los alumnos de 2º de ESO una visita a la laguna de Chiprana. El cielo nublado y amenazante en lluvia nos acompañó por el agreste camino desde la bajada del autobús, ocasionando algún que otro “disgusto” en el tobillo de uno de los tutores. Previamente, los chicos habían visitado el centro de interpretación de la Laguna, gracias al cual, quién escribe, también pudo aprender algo nuevo y diferente.

Todos pudimos observar cómo la salinidad del medio condicionaba la materia vegetal del lugar, en una gradación de colores observable a simple vista. La sal en la laguna procedía del efecto del agua subterránea sobre los yesos y calizas con los que está compuesto el subsuelo, condicionando vegetación, fauna y vida microbiana. La laguna es un ejemplo vivo de cómo pudo originarse la vida en los comienzos del planeta tierra, de cómo las bacterias evolucionaron a otras formas de vida más complejas. Además, la laguna cumple a la perfección el desempeño de hábitat de paso a las diferentes aves migratorias que huyen hacia el Atlas marroquí en invierno.

Tras ver y poder observar con telescopio “aves migratorias de chorlito” flotando y nadando en la la laguna, regresamos a los autobuses, a la pequeña localidad de Chiprana, para poder descansar y tomar algún refrigerio.

Tres horas después, retornamos al autobús rumbo a Escatrón y el Monasterio de Rueda. Los chicos pudieron ver la presencia del Monasterio frente al pueblo de Escatrón y visualizar los ecos de lo que fue la jurisdicción señorial del Monasterio sobre el pueblo a través de la presencia del Molino. Por desgracia, vimos cómo una obra había interrumpido el curso del río exterminando cualquier atisbo de vida acuática en la zona. Una obra… ¿Tenían permisos y licencias de medio ambiente para interrumpir el curso del río? Dentro del Monasterio, los chicos pudieron ver y observafr cuáles eran las partes principales de un monasterio: iglesia, claustro, dormitorios comunales, scriptorium, así como percatarse de las principales características de la arquitectura de estilo gótico que adorna al monasterio cisterciense.

Sin más novedad que comentar, hicimos un alto en el camino, sobre el mirador del Ebro, para hacernos todos una foto.

Si quieres ver las fotos de la actividad, pincha aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: